Coraasan y Alcaldía de Santiago llegan a acuerdo para finalizar litis por deuda

La Alcaldía local y la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan), decidieron llegar a un acuerdo amigable que dirime diferencias entre esas dos instituciones que llegaron a los tribunales de este Departamento Judicial.

Tras el conflicto, representantes de instituciones empresariales de Santiago se reunieron y acordaron mediar entre las diferencias que mantenían el alcalde Abel Martínez y el director de Coraasan, Silvio Durán.

Coraasan reclamaba al Ayuntamiento 200 millones de pesos por deudas acumuladas de otras administraciones.

A su vez,  el cabildo exigía a Coraasan que le devolviera los recursos que por concepto de recogida de basura, aplica esa institución autónoma del Estado a las tarifas de los usuarios que pagan el agua.

El acuerdo entre Martínez y Durán establece que los 200 millones de pesos que adeuda el cabildo santiaguense desde 1999 hasta la fecha por consumo de agua, sean pagados con la adjudicación en favor de Coraasan de los terrenos donde funciona la planta de tratamiento del sector de Rafey.

También las partes acordaron el pago de 47 millones al Ayuntamiento,  en un plazo de dos años, además acordaron retirar las querellas que mantenían en los tribunales en contra de una y la otra institución.

En declaraciones al Listín Diario, el empresario Sandy Filpo, pasado presidente de la Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago (Acis) y actual directivo de esa entidad y uno de los que se mostró dispuesto a la mediación, declaró que lo más conveniente entre esas dos corporaciones, es el dialogo.

A este respecto, Filpo manifestó que Coraasan y la Alcaldía son dos instituciones que brindan importantes servicios, no solo al municipio de Santiago, sino a la provincia y que las diferencias afectan a todos.