Trump y su primera rueda de prensa del año, ataca a los medios y habla de su empresa familiar

El presidente electo de Estados Unidos concedió que Rusia podría estar detrás del hackeo durante las elecciones. Criticó a oficiales de los servicios de inteligencia. Se peleó con reporteros y repudió las “noticias falsas”.

Todo eso sucedió antes de que revelara sus planes para desvincularse de las operaciones empresariales de su organización, la razón por la cual había convocado su primera conferencia de prensa oficial desde julio del año pasado.

Durante la rueda de prensa en Trump Tower en Manhattan, dijo que, tras una reunión con oficiales de inteligencia el viernes pasado, ahora sí cree que Rusia estuvo detrás de los esfuerzos por hackear a sus opositores durante la elección presidencial. “Respecto al ataque cibernético, creo que fue Rusia”, dijo Trump.

Un poco después, vaciló sobre su respuesta. “Pero, saben qué, podrían ser responsables otros”, dijo ante la pregunta de por qué ha sido tan crítico de los servicios de inteligencia estadounidenses.

Criticó con dureza la publicación, el martes por la noche, de reportes no confirmados que afirman que Rusia tiene información comprometedora sobre su comportamiento y sus finanzas. “Creo que es vergonzoso vergonzoso que las agencias de inteligencia permitieran que se filtrara información que resultó ser tan falsa”, dijo.

Y, cuando un reportero le pidió explicar una publicación en Twitter en la que comparó a Estados Unidos con la Alemania nazi, dijo que las filtraciones “son algo que habría hecho la Alemania nazi, y que sí hizo”. Trump también calificó a BuzzFeed, que publicó el reporte no verificado, como “basura fallida”.

El próximo presidente estadounidense agregó que le despreocupaban los reportes de inteligencia que han salido a la luz hasta ahora. Estos indican que Rusia lo favorece sobre la excandidata demócrata Hillary Clinton y que el mandatario ruso Vladimir Putin ordenó una intromisión en las elecciones para beneficiarlo. “Si a Putin le cae bien Donald Trump, adivinen qué: eso es una ventaja, no un lastre”, dijo el presidente electo. Añadió que una relación bilateral fortalecida permitiría a ambas naciones trabajar en conjunto para resolver temas internacionales complicados.

“Rusia tendrá más respeto hacia nuestro país cuando yo esté al mando. No hay un botón para regresar a cero, o nos entenderemos o no”, dijo. Sin embargo, no respondió una pregunta expresa sobre si él o alguien de su equipo de campaña tuvo contacto con Rusia durante el periodo electoral.

Trump descartó las afirmaciones incluidas en el reporte no verificado, como la posibilidad que existan videos sexuales explícitos de él con prostitutas grabados en algún viaje a Rusia. Dijo que siempre es cuidadoso cuando sale de Estados Unidos y se asegura de que no haya cámaras grabándolo. Respecto a los actos sexuales en los que habría participado, solo indicó: “le tengo fobia a los gérmenes, créanme”.

Continue reading the main storyFoto

President-elect Donald J. Trump held a news conference at Trump Tower in Manhattan on Wednesday.CreditDamon Winter/The New York Times

Además, el presidente electo recalcó que sí exigirá que México pague por el muro que quiere construir, pese a que ha reconocido que primero usaría fondos del presupuesto estadounidense. “México, de alguna manera, y hay muchas, nos va a reembolsar el costo del muro. Va a pasar, ya sea mediante un impuesto o un pago”, dijo.

Frente al tema de su empresa, Trump indicó que no desinvertirá en los bienes de su organización. En cambio, le encargará las operaciones y el control a sus hijos mayores, Eric Trump y Donald Trump Jr., con los que presuntamente no consultará decisiones sobre la compañía. Bromeó acerca de que si no le gusta el trabajo que están haciendo, les dirá: “Están despedidos”, su frase célebre cuando conducía el programa de televisión El Aprendiz.

“El presidente electo Trump no quiere que haya duda alguna entre los estadounidenses de que él se está separando de sus intereses de negocios”, dijo Sheri Dillon, una abogada que representa a Trump y detalló cómo se formaría el fideicomiso para darle el control a los hijos.

El presidente electo también dijo que había considerado dejar que la Ley de Salud Asequible, conocida como Obamacare, se desintegre por sí sola y que los demócratas asuman el golpe que, según él, resultaría de ello. Pero después señaló que decidió adoptar una estrategia para derogar la ley y remplazarla “casi simultáneamente”. Trump no dio detalles, pero aclaró que pretende que los demócratas asuman la responsabilidad.

Hacia el final de la conferencia, Trump también intercambió gritos con un reportero de CNN, Jim Acosta, quien intentó que el presidente electo lo dejara formular una pregunta. “Ya que ha estado atacando a nuestra organización noticiosa, ¿puede darnos una oportunidad?”, preguntó Acosta.

“Tu organización es terrible”, respondió Trump. “Ustedes son las noticias falsas”. CNN fue el primer medio en publicar que Trump y el actual presidente Barack Obama habían sido informados sobre el reporte del presunto chantaje ruso, aunque la cadena no publicó los documentos.