Atención Trump!!! Sessions promete proteger derechos civiles y hacer cumplir las leyes con equidad

WASHINGTON.- Ante acusaciones de activistas de que es el mismo “racista” y “anti-inmigrante” de siempre, el senador republicano por Alabama, Jeff Sessions, afirmó este martes que hará cumplir las leyes y derechos civiles de forma equitativa, si el Senado lo confirma como fiscal general de EEUU.

Durante una audiencia llena de drama y bajo fuerte vigilancia policial en el Comité Judicial del Senado, Sessions se sometió a horas de interrogatorio en torno a asuntos como inmigración, los derechos civiles, el derecho al aborto, el derecho al voto, y las relaciones raciales, en el primero de dos días de audiencias para su confirmación.

WASHINGTON.- Ante acusaciones de activistas de que es el mismo “racista” y “anti-inmigrante” de siempre, el senador republicano por Alabama, Jeff Sessions, afirmó este martes que hará cumplir las leyes y derechos civiles de forma equitativa, si el Senado lo confirma como fiscal general de EEUU. Durante una audiencia llena de drama y bajo fuerte […]

“El Departamento de Justicia jamás debe vacilar en su obligación de proteger los derechos civiles de todo estadounidense, particularmente de los más vulnerables”, dijo Sessions bajo juramento.

Sessions pidió el apoyo de sus colegas en el Senado, al asegurar que es "un hombre de palabra", y hará cumplir las leyes de forma equitativa. Foto: María Peña/Impremedia
Sessions pidió el apoyo de sus colegas en el Senado, al asegurar que es “un hombre de palabra”, y hará cumplir las leyes de forma equitativa. Foto: María Peña/Impremedia

Aunque el presidente electo, Donald Trump, confía en que el Senado confirmará a todo su gabinete presidencial, la audiencia reflejó enormes divisiones entre los republicanos, que en general lo apoyan, y los demócratas, que emitieron un rosario de quejas y preocupaciones sobre sus posturas a lo largo de casi 40 años de carrera pública.

Apoya “corregir” sistema migratorio

Varios senadores, incluyendo los demócratas Dick Durbin, Amy Klobuchar, Sheldon Whitehouse, y los republicanos, Lindsay Graham y Jeff Flake, le hicieron agudas preguntas sobre su postura en torno a inmigración,  sus votos en contra de la reforma migratoria, y el futuro de los más de 750,000 “DREAMers” amparados al programa de “acción diferida” (DACA) de 2012 si Trump elimina el programa.

Sessions destacó la urgencia de “corregir el sistema de inmigración”, evaluando los “intereses del pueblo” y no de las corporaciones, pero evadió precisar si habría o no deportación de los “DREAMers”.

“Lo mejor que podemos hacer es… corregir este sistema y trabajar juntos para ver cómo tratamos a la gente de forma compasiva”, aseguró Sessions, interrumpido por activistas pro-inmigrantes.

Sessions cuestionó las órdenes ejecutivas del presidente Barack Obama, aunque aseguró que su tarea como titular del Departamento de Justicia sería hacer cumplir las leyes que apruebe el Congreso.

Si es confirmado, aseguró que se excusará de todo asunto relacionado con las investigaciones en torno a la excandidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, y su uso de un servidor personal para sus correos cuando fue secretaria de Estado (2009-2013).

Esa promesa va en contra de la sugerencia de Trump de que echaría a la cárcel a Clinton con la ayuda del fiscal general.

“Este país no castiga a sus enemigos políticos. Lo que este país asegura es que nadie esté por encima de la ley”, afirmó Sessions.

 ¿Leal a Trump, o a las leyes?

La senadora demócrata de California, Dianne Feinsten, la demócrata de mayor rango en el Comité, aseguró que el proceso de confirmación “será justo y exhaustivo”, pero advirtió que Sessions, si es confirmado, tendrá que “dejar de lado su lealtad” a Trump y aplicar las leyes por igual.

“Su tarea (como fiscal general) no será abogar por sus creencias… sino aplicar las leyes federales de forma equitativa para todos los estadounidenses”, afirmó Feinstein, al destacar la lista de 1,400 profesores de leyes y otros expertos y grupos cívicos que se oponen a su confirmación.

A la defensiva, Sessions criticó la “caricatura” que ha surgido de él en 1986, cuando fue rechazado como juez federal por sus presuntas posturas racistas y discriminatorias, y alegaciones de que apoyó al grupo supremacista blanco Ku Klux Klan.

“No guardo el tipo de animosidad e ideas de discriminación racial de las que se me acusó. No las tuve… aborrezco al Klan y su ideología de odio”, aseguró Sessions, con voz tensa.

Altas tensiones

Las acusaciones de racismo y pobre historial de derechos civiles como fiscal general de Alabama lo persiguieron hasta el hacinado salón en el edificio Russell, donde activistas del grupo “CodePink” le gritaban insultos como “demonio”, “racista”, e interrumpieron momentos clave de la audiencia.
Fuente: Eldiariony