“Atención NY” Activan el Código Azul por frío extremo el fin de semana

Gran Manzana se congelará este fin de semana. Según los pronósticos del Servicio Nacional de Meteorología, este sábado se sentirá una temperatura mínima de 20 grados mientras que el domingo estará en 17.

Por ello, la Ciudad activó el Código Azul, que entra en vigor cuando la temperatura está por debajo de 32 grados, y que, entre otras medidas, insta al Departamento de Servicios Desamparados duplicar sus esfuerzos para proteger a esta población. Las medidas incluyen aumentar las camas en los refugios y prohibir el que se le niegue protección a cualquier persona que llegue a estos centros.

Además, con el Código Azul la Ciudad aumenta sus esfuerzos para crear conciencia entre los ciudadanos e incentivarlos a que si ven a una familia o individuo desamparado pasando frío, llame al 311 y alerte a un equipo del DHS para que los asista.

Ante esta drástica baja de las temperaturas, las autoridades de la Ciudad están recomendando a los neoyorquinos subir la calefacción y abrigar bien a los pequeños porque entre el sábado y domingo el termómetro no superará los 30 grados.

La Alcaldía informó a El Diario que están tomando medidas para proteger a los más vulnerables ante el frío, especialmente los desamparados y aquellos sin calefacción o agua caliente.

“Los caseros están requeridos por ley a proveer calefacción y agua caliente a sus inquilinos, y si no lo hacen, se puede hacer una queja con el 311 y se conducirá una investigación”, dijo un vocero del Departamento de Manejo de Emergencia de la Ciudad (HDP).

Cuando se reciben las denuncias, el Departamento de Preservación y Desarrollo de Vivienda toma medidas, como llamar a propietarios o mandar inspectores, para asegurarse que los caseros están cumpliendo con su deber.

Si el dueño de un edificio no arregla los servicios, los inspectores de HPD pueden iniciar reparaciones mediante el Programa de Reparo de Emergencia y cobrarle al casero por los arreglos.

Recomendaciones:

Evite quedarse mucho tiempo en la intemperie con estas temperaturas congelantes. El frío intenso puede causar hipotermia (pérdida de la temperatura corporal) y quemaduras en la piel. Esto puede ser mortal, especialmente entre las personas ancianas y niños muy pequeños.

Por ello, para evitar hipotermia y otros peligros de salud asociados a la congelación, las personas deben tomar precauciones adicionales. Para protegerse, puede seguir las siguientes recomendaciones de la Cruz Roja Americana y el Departamento de Salud de Nueva York:

  • Colóquese varias capas de ropa antes de salir al exterior, como abrigos gruesos y ropa interior de invierno. Esto protegerá adecuadamente al cuerpo.
  • Se recomienda usar abrigos de cuello de tortuga, bufanda, guantes, protección para la cara, medias gruesas y botas a prueba de agua.
  • Lo más importante es el gorro, porque el 30% del calor corporal se pierde por la cabeza.
  • Si la ropa se moja debe cambiarla de inmediato por prendas de vestir secas.
  • Consuma bebidas y líquidos calientes como sidras, sopas y caldos, que llenen al cuerpo de nutrientes y energía y lo mantengan caliente.
  • No tome bebidas alcohólicas y con cafeína. Le pueden producir deshidratación y esto hace al cuerpo más susceptible al frío e hipotermia.
  • Las mascotas también pueden ser afectadas, por ello, debe protegerlas con ropas y abrigos especiales antes de sacarlas al exterior.
  • Recuerde, si usted no tiene calefacción nunca debe usar una estufa de gas para calentar su casa. Tampoco use parrillas de kerosene, carbón, gas, o un generador eléctrico en el interior de la casa. Esto puede causar incendios.

Cómo ayudar a una víctima de hipotermia

  • Si usted sospecha que alguien está sufriendo de hipotermia, sobre todo si aparecen síntomas de confusión o alteraciones mentales, debe llamar de inmediato al número de emergencias 911.
  • Si la víctima se encuentra inconsciente, hay que comprobar si está respirando. Si no respira, comience a darle rehabilitación cardiopulmonar (CPR) de inmediato y pida a alguien que llame al 911.
  • Debe proteger a la víctima del frío y aislarla del viento. Llévela a un lugar con temperatura caliente y cúbrala con mantas o ropas. Tápele la cabeza y el cuello ya que son zonas con gran pérdida de calor.
  • Si consigue llevar a la víctima a un lugar cubierto, quítele las ropas húmedas para reemplazarlas por prendas secas. En caso de seguir a la intemperie, no le quite la ropa. Intente darle calor para que la ropa húmeda se enfríe lo menos posible.
  • Hay zonas del cuerpo que mantienen mejor el calor, como el cuello, las ingles, las axilas y ambos lados del torso. Para calentar a la víctima debe aplicar compresas tibias en estas regiones.
  • Si es necesario, utilice el propio cuerpo del reanimador.
  • En caso de que la víctima esté consciente, despierta y pueda tragar con facilidad, es recomendable que beba líquidos dulces y calientes, sin alcohol, para estimular el recalentamiento.
  • Permanezca junto a la persona hasta que llegue el soporte médico.
  • No deje que la persona se duerma.
    Fuente: NYT