¿Saben si Barack Obama cumplió sus promesas?

WASHINGTON.- Con su eslogan de “esperanza y cambio”, el presidente Barack Obama llegó al poder en 2009 cargado de promesas que, cumplidas o no, marcarán su legado y su lugar en la Historia.

Obama hizo historia como el primer presidente afroamericano en EEUU y ese mismo año consiguió además el Premio Nobel de la Paz, tan sólo por la esperanza que inspiró en millones.

En seis semanas dejará el poder con una lista de indiscutibles logros en su agenda progresista y, a la vez, con otra repleta de promesas incumplidas o sustancialmente modificadas debido en parte a las trabas de la oposición republicana.

Obama desembarcó en Washington con el compromiso de cambiar la cultura política pero, a lo largo de dos mandatos repartidos en ocho años, se enfrentó desde siempre a opositores que abiertamente prometieron bloquearle el cambio.

Al final, no logró esa unidad nacional sino que el país, sacudido por una creciente brecha salarial y por desigualdades raciales, está aún más polarizado.

A continuación, ofrecemos una lista de los principales logros y promesas electorales de Obama, y qué pasó con cada una:

Las que cumplió:

Recuperación económica.-  Obama logró la aprobación en el Congreso de un multimillonario paquete de estímulo que activó una lenta pero segura recuperación económica, además de que rescató a la industria automotriz, y aprobó una serie de iniciativas para la “energía limpia”.

La tasa de desempleo ahora es del 4,6% -y del 5,7% entre los hispanos-,  aunque no todos los puestos creados son a tiempo completo, y aún queda el reto de reducir más la pobreza y aumentar los salarios de la clase media.

Reforma de salud/ “Obamacare”.-  Tras una enconada batalla política en el Congreso, Obama logró la aprobación de la reforma de salud en 2010, que ha dado cobertura médica a 20 millones de personas a través de los “intercambios de mercado”, incluyendo cuidados preventivos, cobertura de condiciones preexistentes, y para hijos solteros hasta los 26 años. La reforma no ha estado libre de problemas, o de críticas, y afronta la amenaza de ser cancelada en la entrante Administración Trump.

Reforma educativa.- Obama logró una mayor inversión en la educación pública, en programas preescolares, y en becas para minorías y estudiantes de escasos recursos. Eso ayudó a reducir la tasa de deserción escolar entre los latinos y afroamericanos, y a aumentar su tasa de ingreso a las universidades, aunque las minorías siguen afrontando una brecha académica con los blancos.

Captura del cabecilla de Al Qaeda, Osama bin Laden.- Obama ordenó la salida paulatina de tropas de combate estadounidenses en Irak y Afganistán, aunque la salida completa de Afganistán ha quedado postergada y algunas tropas quedarán en pie como asesores y para operaciones antiterroristas.

El 2 de mayo de 2011, durante una operación encubierta, miembros de las Fuerzas Especiales de EEUU mataron al cabecilla de Al Qaeda, Osama bin Laden, en Abbottabad, Pakistán. Bin Laden estuvo detrás de los atentados de 2001 que dejaron 3,000 muertos en el peor ataque terrorista en suelo estadounidense.

Restablecimiento de relaciones entre EEUU y Cuba.-  El próximo sábado, de hecho, se cumple el segundo aniversario del anuncio del “deshielo” entre ambas naciones, después de medio siglo de acritud. Obama ha flexibilizado los viajes, remesas, e intercambio comercial, cultural, académico, científico y religioso hacia Cuba, aunque sus detractores critican que eso no ha causado una apertura política y mejoras en los derechos humanos en la isla.

Las que rompió:

Reforma migratoria integral.-  Obama prometió en que los primeros 100 días de su gobierno presentaría un plan para una reforma migratoria integral que legalizara a buena parte de los once millones de inmigrantes indocumentados.

La crisis económica y la urgencia de reformar el sistema de salud, sin embargo, acapararon la mayor parte de su capital político. Los republicanos recuperaron el control del Senado en    y después el de la Cámara de Representantes, sepultando la posibilidad de lograr la meta.

La reforma que aprobó el Senado en junio de 2013 ni siquiera tuvo debate en las siguientes sesiones legislativas de ambas cámaras.

Grupos proinmigrantes le reprochan que no sólo rompió su promesa sino que se ganó el mote de “deportador en jefe” por haber deportado a más de 2,5 millones de inmigrantes indocumentados desde 2009.

No habrá subida de impuestos para la clase media.-  Obama había prometido que no subiría ningún tipo de  impuesto para familias con ingresos menores a $250,000, pero al aumentar los impuestos federales a los cigarillos, eso terminó afectando a millones de trabajadores con ese nivel salarial.

Cierre del penal en Guantánamo (Cuba).- El Congreso, bajo control republicano, bloqueó varias medidas para autorizar el traslado a EEUU de los 62 presos extranjeros que quedan en el penal –en comparación con los 245 en 2009-, y la entrante Administración Trump incluso ha prometido ampliarlo.

Límite a emisiones de carbono.- Obama prometió poner límites en la emisión de contaminantes, con la meta de reducirlos en un 80% para 2050, y así combatir el calentamiento global.  Pero Obama no pudo cumplir la promesa, y los asesores de la entrante Administración, de hecho, niegan que la actividad humana contribuya al calentamiento global.

Tampoco ha podido cortar la dependencia de EEUU del petróleo de Medio Oriente para 2018, como prometió en 2008, y los analistas creen que la meta podría alcanzarse solo si fomenta la producción doméstica.

Mayor control de armas.- El asunto se politizó en el Congreso, aún en medio de una racha de tiroteos en escuelas y demás sitios públicos. Tras la masacre en la escuela primaria Sandy Hook, en New Haven (Connecticut),  Obama impulsó fuertes medidas para restringir la venta de armas, pero no encontraron suficiente apoyo en el Legislativo.

Fuente: eldiariony.com